¿Cómo desinfectar tus frutas y vegetales? – Simply Natural Fruits

¿Cómo desinfectar tus frutas y vegetales?

La verdad es que muchas veces pasamos por alto esta tarea de lavar las frutas y verduras al llegar a casa, aunque puede ser una tarea un poco tediosa, es muy necesaria para eliminar bacterias, virus, elementos químicos y suciedad que puedan tener en sus superficies.

Pocas veces somos conscientes de que no hacerlo puede ocasionar malestares gástricos, dolores estomacales, reacciones en la piel e incluso enfermedades como la listeriosis que presenta síntomas como fiebre, dolor muscular, diarrea y otros problemas gastrointestinales.

 

Y, para quienes creen que con pasar las frutas y vegetales debajo del agua de la llave es suficiente, les contamos que no es así. En el blog de hoy te enseñamos cómo desinfectar tus frutas y vegetales correctamente.

 

 

¿Cuáles son los beneficios de limpiar bien mis frutas y verduras?

 

Además de estar eliminando todas las bacterias, virus, elementos químicos y suciedad que te mencionamos anteriormente, lavar las frutas y verduras también tiene sus beneficios:

 

  • Conservan mejor sus nutrientes si están bien lavadas.
  • Se mantienen frescas por más tiempo.

 

 

Productos para limpiar las frutas y verduras

 

El agua tibia y el jabón no son suficientes para la limpieza y desinfección de las frutas y verduras, puesto que a veces existen bacterias e incluso pesticidas que son muy resistentes. Afortunadamente, en los supermercados ya es muy común encontrar líquidos que sirven para desinfectar las frutas y verduras. Basta con leer bien las instrucciones y ponerlas en práctica cuando llegues a casa. Es importante mencionar que, además de tener un producto para limpiarlas, también debemos traer nuestras manos limpias pues de nada servirá que las desinfectemos y nuestras manos estén contaminadas.

 

Si no tienes estos productos de limpieza en casa, ¡no te preocupes! En SImply to Go te compartimos una lista de productos que te pueden ayudar perfectamente en esta misión:

 

  • Cloro: Es uno de los más populares para desinfectar los alimentos. Solo que, como sabrás, es un producto fuerte que debe ser usado con mesura y precaución. Para ello tienes que poner una cucharada por cada litro y medio de agua. De esta forma tienes una cantidad segura para ti y suficientemente efectiva para desinfectar.

 

  • Bicarbonato y vinagre: dos de los elementos que no pueden faltar en tu hogar. Además de tener muchos usos, son excelentes aliados para la limpieza del hogar en general e incluso de los alimentos ya que no contienen químicos sintéticos. Para limpiar tus frutas y verduras con bicarbonato y vinagre debes poner un recipiente con agua y mezclar una cucharada de bicarbonato y otra de vinagre, colocas los alimentos y déjalos en remojo por media hora aproximadamente. Luego los puedes sacar del agua y enjuagar y estarán listos para consumir.

 

 

¿Todas las frutas y verduras se limpian igual?

 

No es lo mismo limpiar un brócoli que una papa, evidentemente uno es más frágil que otro… y ni hablar de la lechuga o col que son hojas. Cada fruta y verdura tiene una forma adecuada para ser lavada dependiendo de sus particularidades:

 

  • Vegetales de hoja: Con alimentos como la lechuga, kale, col y sus similares, lo mejor es lavar de forma individual las hojas. Es recomendable botar las 2 primeras hojas ya que pueden estar marchitas o maltratadas y suelen tener mucha contaminación. Puedes sumergir las hojas por unos minutos en agua y luego secarlas ligeramente con papel de cocina para eliminar el exceso de humedad.

 

  • Raíces y tubérculos: Por lo general tienen residuos de tierra, por lo cual es importante lavarlos y enjuagarlos bien. Dependiendo del caso, se pueden pelar y luego enjuagarlos para hacer uso de ellos en tu comida.

 

  • Coliflores y brócolis: Al ser vegetales que se pueden romper fácilmente y tienen tantas ramas y recovecos, es muy recomendable dejarlos en agua por unos minutos con algún desinfectante de los que ya te hemos mencionado y enjuagar con abundante agua.

 

  • Manzanas, pepinos, peras y otras frutas o verduras de consistencia firme y cuya cáscara se puede comer: Puedes lavarlos directamente bajo el agua o con algunos de los desinfectantes que te contamos. Puedes incluso usar un cepillo suave para frotarlos y luego los puedes enjuagar para secarlos y servirlos o ponerlos en su lugar.

 

  • Melones, sandías y otras frutas o verduras cuya cáscara no se come: Aunque está claro que para este tipo de alimentos no es común que la cáscara se coma, por lo general suelen ser productos que han estado en contacto con la tierra, por lo cual no está de más darles una buena limpieza antes de ponerlos con otras frutas y verduras o antes de consumirlos.

 

  • Frutas semi blandas (uvas, cerezas, blueberries, fresas, etc.): Con este tipo de frutas es recomendable no lavarlas sino hasta el momento de su consumo. Cuando las compres revisa que no tenga hojas marchitas o alguna en mal estado (especialmente con los racimos de uvas) porque pueden dañar al resto. Cuando llegue el momento de comerlas, enjuágalas con abundante agua y sécalas un poco.

 

  • Hongos: Quizás con los hongos se presente una de las tareas más tediosas. Afortunadamente para limpiarlos no se necesita mayor protocolo, solo limpiarlas con un cepillo suave o papel de cocina húmedo.

 

 

Otras recomendaciones:

 

  • Mantén separadas las frutas y verduras de alimentos cárnicos crudos como carnes rojas (res y cerdo), aves de corral y mariscos. De igual manera evita usar los mismos cuchillos para cortar todo, esto evitará la contaminación cruzada de unos alimentos a otros.

 

  • Lava los utensilios de cocina como tablas de cortar, cuchillos y demás con agua caliente.

 

  • Separa tus tablas de cortar y usa unas para carnes y otros productos y otras para tus frutas y verduras.

 

  • El aseo de tus manos también es súper importante al momento de manipular alimentos. Debes lavarlas con agua preferiblemente tibia y jabón, por lo menos durante 20 segundos antes y después de lavar tus alimentos. Además, en estos tiempos de COVID-19 es más necesario aún el lavado frecuente de manos y el uso de gel alcoholado.

 

  • Después de lavar tus frutas y verduras, sécalas muy bien para evitar bacterias a causa de la humedad.

 

 

Esperamos que estos consejos sean de mucha utilidad y los pongas en práctica para sacarle el máximo provecho a tus alimentos. Recuerda que puedes hacer tu pedido de frutas y verduras online a través de nuestra página web y que nosotros nos encargamos de entregarte productos frescos y muy, muy limpios en la puerta de tu casa.