Las mejores fuentes de proteína para vegetarianos – Simply Natural Fruits

Las mejores fuentes de proteína para vegetarianos

Las personas que optan por un estilo de vida vegetariano o vegano dejan por fuera de su alimentación los productos cárnicos. En el caso de los veganos no consumen ni usan ningún producto de origen animal (ni lácteos, huevos, miel, etc.) mientras que los vegetarianos pueden incluir en sus comidas algunos de estos productos y sus derivados.

 

 

Ya sea por razones éticas, ambientales, nutricionales o de salud, quienes toman este camino deben hacer ciertos ajustes en su dieta para poder recibir los nutrientes de manera completa ya que, al dejar de consumir carne, dejan de consumir proteínas. Pero la buena noticia es que afortunadamente las proteínas no sólo se encuentran en la carne, sino también en muchas frutas y verduras; además de que cada vez se crean más y más productos alimenticios adecuados para veganos y vegetarianos.

 

En este blog te contamos cuáles son las principales fuentes de proteínas para vegetarianos y te damos algunos consejos para llevar una alimentación consciente, saludable y nutritiva.

 

 

8 fuentes de proteína para veganos y vegetarianos:

 

  1. Garbanzos: es una legumbre que contiene vitamina B3, C, K y B9. Su preparación es muy versátil porque se puede comer en guisos, ensaladas, hummus y sopas.
  2. Lentejas: son una fuente maravillosa de hierro, zinc, magnesio, sodio, potasio, selenio, calcio y vitaminas como la B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), A y E. Quedan deliciosas en sopas, menestras y ensaladas y se pueden combinar con una infinidad de acompañamientos.
  3. Soja: es un alimento muy rico en proteínas vegetales y es muy diverso; en el supermercado lo podemos encontrar deshidratado, en leches, quesos, e incluso algunos postres. Su textura permite recrear la textura de la carne y se puede usar en una infinidad de platillos ya que se puede preparar de muchas formas.
  4. Tofu: es un derivado de la soja y tiene un alto contenido de hierro y calcio. Además, contiene vitamina B1 y minerales como el manganeso, selenio, fósforo, cobre y zinc.
  5. Seitán: es una pasta de proteína de trigo lo que la hace baja en grasas e hidratos de carbono. Este producto se utiliza mucho en las dietas veganas porque permite simular la textura de los filetes de carne.
  6. Quinoa: dependiendo del tipo, puede contener hasta un 23% de proteína y es el ingrediente ideal para completar las ensaladas y sopas. Aporta minerales como el calcio, el hierro, el magnesio y el fósforo, así como vitaminas C, E, B1 y B2. por si fuera poco, también es muy rico en aminoácidos y Omega 6, promoviendo el desarrollo y cuidado del cerebro.
  7. Champiñones y hongos: Este grupo aporta muchas proteínas, fibra, minerales como magnesio, fósforo, yodo, calcio, zinc y potasio; y vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B9, C, D y E.
  8. Frutos secos: Las nueces, el maní, las almendras, avellanas, pepitas de marañón y pistachos son una excelente opción para complementar los desayunos, almuerzos, cenas, snacks y ensaladas porque son grandes fuentes de antioxidantes y vitaminas B y E.

Huevo: una opción para los vegetarianos

 

Si bien son productos de origen animal, los huevos son una alternativa para quienes optan por dietas ovolactovegetarianas ya que les aportan vitamina B12 y son considerados alimentos de alto valor biológico porque son de los más aprovechados por nuestro organismo.

Contienen omega 3 y minerales como hierro, fósforo, potasio y magnesio; así como vitaminas súper necesarias como la B2 (ácido fólico).

 

 

Los veganos y vegetarianos no cubren su dosis de proteína recomendada: ¿Mito o realidad?

 

Pues te contamos que esto es un gran MITO. Las proteínas no se obtienen únicamente de origen animal, sino que, como acabas de ver, también se encuentran en los vegetales. La cantidad de proteína que una persona vegana o vegetariana puede necesitar no es estándar, va a depender mucho de su actividad física, edad, peso y si existe alguna condición médica. Por eso lo mejor siempre es asesorarse con un nutricionista que pueda ayudarte a encontrar el balance perfecto de tus requerimientos nutricionales de acuerdo con tu estilo de vida. Además, las proteínas vegetales también aportan aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no puede generar por sí mismo.

 

¿Cuáles son los beneficios de una dieta vegetariana?

 

  • Bajo índice de grasas saturadas procedentes de los productos de origen animal.
  • Mayor cantidad de fibra, más aún si se consumen cereales integrales. Además, esto se asocia con una mayor prevención del cáncer de próstata y colon.
  • Ayuda a prevenir la obesidad y el consumo de alimentos ultra procesados.

 

 

En definitiva, si optas por este estilo de vida no debes preocuparte por si vas a obtener la cantidad nutricional que necesitas para una buena salud; el reto está en preparar dietas balanceadas que te aporten los nutrientes y especialmente las proteínas que necesitas, pero con asesoría y conocimiento se puede lograr sin problema.